Brilló el sol en el Corpus de la Magdalena

Avatar

Según el refrán hay tres jueves al año que relucen más que el sol: Jueves Santo, Corpus Christi y el día de la Ascensión. Debemos añadir una jornada más, el domingo posterior a la Solemnidad del Corpus, donde se producen muchas procesiones eucarísticas en las diversas parroquias sevillanas.

Esta mañana la Real Parroquia de Santa María Magdalena junto a la Hermandad Sacramental de la misma han organizado la tradicional Procesión Eucarística que ha recorrido las calles de la ciudad. A las 9:30 ya tras la misa se abrían las puertas del antiguo compás dominico para iniciar el cortejo. Una primera parte de los hermanos de la Quinta Angustia, conformando un grupo numeroso que sobrepasaba el centenar y formando cuatro tramos. Es de destacar la abundante presencia de hermanos jóvenes de la corporación del Jueves Santo.

Precedían al paso del titular letífico, el Dulce Nombre de Jesús, escultura meritoria del maestro Jerónimo Hernández. La Quinta Angustia es sinónimo de elegancia, y aquí conjuga la misma junto a la inocencia de los infantes y la alegría y solemnidad de la jornada. Desde hace más de cuarenta años, la Banda de Música del Maestro Tejera acompaña con sus sones al paso del Dulce Nombre con un repertorio clásico. Sonaron Gámez Laserna, Pedro Morales, Francisco Barril además de las composiciones dedicadas a la corporación. Calidad, clase e inigualable, como epítetos a la interpretación de la banda de música de las composiciones.

Tras esta primera parte, se sucedían las representaciones de las hermandades de la feligresía (Montserrat, Calvario y Amparo) que antecedían al segundo paso, el de la Inmaculada Concepción, talla de gran factura y bellísima hechura. Este paso era montado por la Hermandad Sacramental. Tras la misma, se iniciaba el cortejo de los hermanos de la Sacramental, vestidos de chaqué, y que antecedían a SDM, que se presenta en una custodia de plata de calidad incuestionable y portada por una cuadrilla comandada por Antonio Santiago.

La jornada presentó un tiempo apacible con momentos calurosos en los compases finales del recorrido. A las 11:40 inició la recogida el cortejo, culminando el Corpus Parroquial con la Bendición Solemne de SDM, y la interpretación del Himno Nacional por parte de la Banda del Maestro Tejera. La feligresía de la Magdalena volvió un año más a derrochar clasicismo y elegancia pura, en una jornada donde el sol relució más que nunca ante la presencia de Dios vivo entre los hombres.

Dejar un comentario