Concierto de la banda de CCTT Ntra Sra de la Victoria (Las Cigarreras)

Avatar

Este domingo día 6 de octubre, al término del Rosario de la Aurora, tendrá lugar un concierto de la Banda de Cornetas y Tambores Ntra Sra de la Victoria de la Hdad de las Cigarreras.

Este concierto está encuadrado en los actos con motivo del 40 aniversario de la formación musical, y por ende, la Banda ha decidido realizar un concierto más especial, puesto que en éste podrán participar todos aquellos músicos que han pertenecido con anterioridad a la formación.

Será pues, un acto muy emotivo, en el que se unirá la devoción, el recuerdo y la música para homenajear a María Santísima de la Victoria.

Como hemos mencionado con anterioridad, la Banda cumple cuatro décadas. Fue en 1979 cuando encontramos el germen más remoto de esta banda. Estaba formado por un pequeño grupo de jóvenes hermanos de las Cigarreras, siendo Antonio González Ríos el responsable de estos críos, quien apenas sabía música. El motivo de este grupo era que estos chicos participaran de una forma más latente en la cofradía y no sólo en los días de cuaresma.

Algunos componentes de la Banda del Sol pertenecían al grupo joven de la Hermandad y son los primeros en formar parte del  proyecto. Buscan como pueden cornetas y compran un bombo, que será el primer instrumento de su propiedad. Ensayaban en el Recinto Ferial. Fue José Colombo, corneta de la Cruz Roja, quien les enseñó a tocar de oído la primera marcha: “La Cruz” o como la apodaban entre risas, “La Cruz sin llave”. ¿El motivo? la llamaban así porque había cornetas que no tenían llave y entonces no podían interpretar la melodía. Colombo también les enseña la interpretación de las marchas ordinarias o de traslado.

Se van incorporando más chavales, y ese mismo año, se produce un intento de fusión con la Banda del Sol que apenas duraría tres meses. Sin embargo, les dio para salir por primera vez delante de la Cruz de Guía de la Virgen de los Dolores del Cerro cuando procesionaba en septiembre, y en la cabalagata de Reyes Magos de Villanueva del Ariscal.

José Tristán, director de la Banda de Tejera, se convierte en el primer avalista de estos chicos. Tristán lleva a Tomás Vega para que les escuche. Aquel Domingo de Ramos llegaría su primera interpretación detrás de un paso y detrás del misterio de la Cena. El año anterior este paso no llevaba música. Con tan sólo tres o cuatro marchas montadas se ponen manos a la obra. Primer contrato que ya incluye además la salida en el Corpus. Fue un éxito rotundo, tanto es así, que llevan cuarenta años tras el Señor de la Sagrada Cena. Como anécdota, se estrenan aquí antes que tras el Señor Atado a la Columna que hasta entonces había estado acompañado por la Banda de La Lanzada. A partir del siguiente año ya saldrían en San Gonzalo y los Panaderos, y en 1.982, tras Jesús Ante Anás (La Bofetá) y el Cachorro.

Con bastante polémica, la Hermandad aprueba el primer presupuesto para la formación musical. Unas 250.000 pesetas para la banda. Se emplea en la compra de los uniformes e instrumentos.

Ese mismo año llega el actual director Dionisio Buñuel, que había sido miembro fundador de la Banda del Juncal. Entre 1981 y  1983, Dionisio monta casi todo el repertorio de la Policía Armada.

Pardo anima a estos chavales a entender la interpretación y conocer el solfeo por medio del estudio. Llega un cambio importante para la Banda Nuestra Señora de la Victoria. Francis González Ríos vuelve al conservatorio y Dionisio toma clases a través de una pianista del barrio de Los Remedios; otro pilar fundamental es Jorge Martín Puerto quien también aprende música a través del conservatorio. Son la semilla de la futura escuela de música que a tantos y tantos chavales formaría en el futuro.

Para Dionisio, el gran cambio llega a partir de 1.985. Fue cuando Bienvenido Puelles aporta las primeras composiciones propias. La primera, fue “Virgen de la Victoria”, dedicada como no podía ser de otra forma a la Titular de la Hermandad;  luego vendría “Virgen de la Salud” o “Y tu, Estrella”. Todo un éxito. A partir de aquí se animan a componer los tres personajes mencionados anteriormente. En esa época ya se hacen cargo de la dirección musical Francis y Dionisio.

Era tal éxito de esta Banda, que pusieron un límite de componentes, en torno a 80, y llega a algo inédito para una formación musical de estas características: una gira musical por Estados Unidos y Canadá de la mano de Gary Bedell.

“Las nuevas composiciones rompen la línea argumental. Llegan las marchas más innovadoras que luego encajan a la perfección. Las cuadrillas de costaleros ya no están mermadas y comienzan a ensayar sus coreografías acompañadas por estas nuevas marchas. El cambio va en paralelo” afirmaba Dionisio Buñuel.

Las Cigarreras, tras estos 40 años cargados de éxito y trabajo, han creado un estilo propio e inconfundible, con una calidad espectacular. Son esencia de la Semana Santa sevillana, así como del mundo cofrade en general. Esperamos disfrutar otros 40 años más como mínimo de esta gran formación que empezó de la forma más humilde posible. Esta Banda ha demostrado que el esfuerzo y el trabajo son el binomio perfecto para alcanzar el éxito.

ÚLTIMAS NOTICIAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

Dejar un comentario