Crónica del Miércoles Santo en Sevilla

Miércoles Santo, ecuador de la Semana Grande. Parecía que la inestabilidad meteorológica iba a impedir que muchas cofradías saliesen a la calle, pero no fue así, es más, fue todo lo contrario…

EL CARMEN DOLOROSO

La hermandad decidió echarse a la calle a su hora de salida. A las 15:06 horas, se abrían las puertas de Omnium Sanctorum y los primeros nazarenos de la Hermandad Carmelita comenzaban a discurrir por Peris Mencheta. El ritmo de la cofradía fue bastante rápido, entrando la Cruz de Guía en Carrera Oficial 6 minutos antes de lo previsto. Todo discurría con normalidad hasta que la hermandad entró en la Catedral, sin rastro apenas de lluvia, sorprendiendo a todos los cofrades con la noticia de que iban a permanecer dentro del templo catedralicio, mientras otras cofradías salían y volvían a sus templos con total normalidad.

Siendo las 23:26 horas, Nuestro Padre Jesús de la Paz, salía de la S.I.C. de vuelta a su templo. La hermandad se tomó con bastante tranquilidad el hecho de volver al Omnium, puesto que el palio entró a las 3:08 horas de la madrugada.

 

 

LA SED

Fue sin duda la primera alegría que los cofrades nos llevamos de la jornada. La Hermandad de la Sed decidía hacer estación de penitencia, poniéndose la Cruz de Guía en la calle a las 12:00 horas. El riesgo de lluvia se notaba, pues el ritmo de la cofradía en el recorrido fue bastante acelerado, llegando a la Carrera Oficial a hora, pero dejando 4 minutos de retraso. Lo más sorprendente y que gratifica a la hermandad fue el hecho de que aun teniendo un gran número de niños en su cortejo, nunca se descompuso, en todo el recorrido.

Al salir de la catedral, adelantando a la hermandad del Carmen Doloroso, ambos pasos llegaron a la Parroquia de la Concepción Inmaculada, sede de la hermandad, “a paso mudá”, es decir, a un ritmo bastante rápido. A pesar de la lejanía del barrio de Nervión, esta hermandad consiguió llegar al templo a las 21:31 horas, 4 horas antes del horario oficial, acortando el recorrido de vuelta.

 

SAN BERNARDO

Al igual que la Sed, San Bernardo fue la segunda alegría que los cofrades nos llevamos este Miércoles Santo. La corporación puso su Cruz de Guía en la calle a las 14:00 horas de la tarde y eran las 14:3o horas cuando el primero de los pasos salía de la Parroquia. Como siempre, el paso de esta hermandad por las calles de su barrio fue impresionante, no siendo el mal tiempo un impedimento.

A buen ritmo llegó a la Campana, sin dejar ni un minuto de retraso. Como era de esperar, se acortó itinerario de vuelta, evitando dar un rodeo por la Plaza del Triunfo sustituyéndose este por pasar delante de la Casa de la Provincia. Esto ni impidió su paso por estrecheces como las del Barrio de Santa Cruz.

Eran las 21:45 horas cuando el Señor de la Salud entraba en su templo. La Virgen del Refugio fue la titular más afectada por la lluvia, sofocándose esta con una funda de plástico sobre su manto. El Miércoles Santo en San Bernardo finalizó a eso de las 22:15 horas, 3 horas antes de lo habitual.

 

EL BUEN FIN

El Buen Fin también decidió echarse a las calles de Sevilla. Eran las 17:00 horas, cuando los primeros tramos del Cristo del Buen Fin salían de San Antonio de Padua. La hermandad llegó a la Carrera Oficial sin ningún tipo de complicaciones y en el horario previsto, dejando 2 minutos de adelanto.

Llegados a la Plaza del Salvador, la lluvia interrumpió el paso de la cofradía, y, cuando todos pensamos que el Salvador sería la opción más cercana, la Cruz de Guía siguió su camino hacia la Anunciación, sede canónica de la Hermandad del Valle.

A las 23:17 horas, el Santísimo Cristo del Buen Fin y Nuestra Señora de la Palma Coronada, regresaban a San Antonio, recortando por la Plaza del Duque y Jesús del Gran Poder y llegando a su templo a la 1:00 horas de la madrugada.

 

LA LANZADA

La Lanzada también decidió salir a las calles de Sevilla pese al gris oscuro del cielo. 17.55 horas, la Plaza de San Martín se inunda de antifaces rojos. Total normalidad, dejando minutois de adelanto en Carrera Oficial.

Cuando la hermandad se situaba en la Plaza del Salvador, la lluvia apretaba cada vez más fuerte, los tramos empezaban a entrar en el Salvador. Debido a la intensidad de la lluvia, y la lejanía a la que se encontraba el paso de palio, el misterio se refugió en el Salvador, y la dolorosa volvió a la Catedral.

Eran las 23:00 horas, cuando María Santísima del Buen Fin salía para llegar al Salvador, para allí poder reorganizarse otra vez la cofradía entera y regresar a San Martín. A la 1:50 horas se cerraban las puertas del templo.

 

EL BARATILLO

La Cruz de Guía se puso en la calle 20 minutos después de lo previsto, sobre las 18.10. La lluvia sorprendió a la Piedad, titular mariana que figuar en el primer paso, a la altura de la Calle Rioja, lluvia que más tarde cesó, y volvió a aparecer cuando el palio se adentraba en Sierpes.

La cofradía entera quedó en la catedral a la espera de poder regresar a la Calle Adriano. Finalmente, a las 23:05 horas, se abrieron las puertas de San Miguel. La hermandad tomó el postigo por Almirantazgo directamente, para llegar antes a su Capilla. A las 2:o0 de la madrugada, finalizaba el Miércoles Santo en el Baratillo.

 

EL CRISTO DE BURGOS

La Hermandad del Cristo de Burgos decidió no realizar estación de penitencia a la Santa Iglesia Catedral debido al riesgo de precipitaciones. Aún así, después se pudieron visitar a los titulares en el interior de San Pedro

 

LAS SIETE PALABRAS

La hermandad de las Siete Palabras también decidió echarse a las calles, saliendo de San Vicente cumpliendo el horario previsto. Pese a estar chispeando a medida que los pasos salían de la Parroquia, la cofradía siguió su camino a la Carrera Oficial, donde empezaron los problemas.

Cuando la lluvia apretaba con más fuerza, la Cruz de Guía se situaba en la Plaza de la Campana, y tomada la decisión de volver a su templo, vivimos la imagen del Nazareno de la Misericordia andando hacia atrás de vuelta a su templo.

 

LOS PANADEROS

La hermandad de los Panaderos decidió no realizar estación de penitencia a la S.I.C. debid0 a la inestabiliad meteorológica. Largas colas se formaron mas tarde en San Andrés. Muchos devotos no quisieron perder la oportunidad de ver a sus titulares en el interior del templo.

 

Dejar un comentario