Crónica del Sábado Santo en Sevilla.

El Sábado Santo es un día triste, Cristo ha muerto. Todos esperamos con júbilo su resurrección. Aún así, el Sábado Santo es un día triste. La Semana Santa está a punto de morir, y solo es una semana, solo son 7 días en todo un año.

Sin duda alguna, el Sábado Santo es una jornada de las menos problemáticas en la Semana Santa de Sevilla, probablemente, por las pocas cofradías que salen a la calle, 5 concretamente. Esta vez, la lluvia no nos impidió soñar despiertos, así nos recuperábamos los sevillanos de aquel Viernes Santo para no recordar.

 

EL SOL

Es la primera cofradía que pone su Cruz de Guía, las puertas de San Diego de Alcalá se abrían a las 12:45 horas. Un año más, por desgracia, el paso de la cofradía de camino a la Carerra Oficial, nos dejaba fotografías que mostraban a un cortejo bastante desorganizado y una afluencia pobre de público.

Como ya redactamos en su día, la Agrupación Musical Santa María de la Esperanza acompañó al Varón de Dolores en ciertos puntos del recorrido de vuelta, siendo la primera vez que veíamos a la imagen acompañada de una Agrupación Musical.

LOS SERVITAS

La Real Hermandad Servita es una de las hermandades que uno no debe perderse el Sábado Santo, la elegancia y el punto de místico completan aún más a la cofradía.

Todo discurrió con normalidad. Esta hermandad tiene unos horarios muy tempranos, y es muy fácil verla sin problemas a la ida. La corporación presume de tener una maravilla de titulares, que se completan de un patrimonio exquisito.

Despedir el Sábado Santo con la entrada de Los Servitas es una aténtica maravilla. Marchas como “La Muerte de Aase” o “Margot” acompañan a la Virgen de los Dolores, el Santísimo Cristo de la Providencia y a la Virgen de la Soledad.

 

LA TRINIDAD

La hermandad de la Trinidad, es la hermandad más numerosa de la jornada. Su cortejo ronda los 1000 nazarenos, 3 pasos y otras 3 bandas. La Campana recibió como de costumbre a la Esperanza con pétalos de flores, un sello de identidad de este Sábado Santo.

Una vez más, el paso de la hermandad por la Cuesta del Rosario y posteriormente por el Santuario de los Gitanos, pusieron el cúlmen a una jornada maravillosa. Con todas las luces apagadas en los exteriores de la Basílica de María Auxiliadora, el Sagrado Decreto realizó su entrada, sonaban Las Cigarreras, sonaba “Silencio, Ante Herodes… El Hijo de Dios”. Así lo hicieron también el Santísmo Cristo de las Cinco Llagas y la Esperanza, con “Stabat Mater” y “Mi Esperanza”, respectivamente.

 

EL SANTO ENTIERRO

El Santo Entierro tiene uno de los recorridos más cortos de la Semana Santa Sevillana. Este año, debido al numeroso cortejo que tiene entre representaciones de casi todas la cofradías sevillanas, bandas de música, cortejo de nazarenos, desfiles… llegó a dejar hasta 12 minutos de retraso en Campana, afectando así al paso por Carrera Oficial de la Soledad de San Lorenzo.

 

LA SOLEDAD DE SAN LORENZO

La Soledad es puro Sábado Santo. María espera sola ante la cruz a su hijo. Elegantísima y perfectamente ataviada recorrío las calles de Sevilla. Su entrada sin duda es una de las más esperadas de la Semana Grande. La Plaza de San Lorenzo se apaga, la gente calla, y un año más, se termina el Sábado Santo.

 

Dejar un comentario