El día grande de la Virgen del Rocío.

Avatar

Hoy es Lunes de Pentecostés. Otro año más, llega el día más grande del año para los rocieros. Sin duda alguna, esta procesión, es uno de los acontecimientos más importantes de la devoción mariana en Andalucía.

Después de una semana llena de actos, ya sean la presentación de las hermandades, la Misa de Romeros… Llegó el ansiado día de la Virgen del Rocío, el culmen de la romería más multitudinaria que existe.

Después de lo ocurrido el año pasado, donde los Almonteños saltaron lo reja antes de la finalización del Santo Rosario, que se reza antes de la procesión, y donde la llegada del Simpecado de la Hermandad Matriz marca ese salto, el fervor y las ganas de estar cerca de la Virgen, pudieron aguantar hasta que la Hermandad Matriz llegase.

El Salto a la Reja, se produjo a las 02:48 horas de la madrugada, cuando ya había finalizado el rezo del Rosario. La Blanca Paloma, espléndida y radiante como siempre, salía por la puerta de su Ermita, a sones de campanas y de vivas en su honor.

Como cada año, la Virgen, después de salir, se dirige a la Calle Ermita, donde primero visita la Casa Hermandad de Huévar. Acto seguido, visitó a las dos hermandades más antiguas, las que llevan desde siempre con ella, Villamanrique y Pilas. Llegada a los Acebuches, Coria, Umbrete y la Puebla la esperaban. Después, visitó La Palma, Triana y Sanlúcar de Barrameda. Más tarde, se produjo uno de los momentos más algidos de la procesión, cuando la Blanca Paloma, saluda a la Hermandad de Huelva.

Sin duda, el paso de la Virgen por la Plaza de Doñana, es de los más multitudinarios de la procesión. Numerosas hermandades la esperaban en su Casa Hermandad, como Sevilla, Gines o Bollullos. También, muchísimas hermandades, recibieron la visita de la Virgen en la misma plaza, puesto que la Patrona de Almonte no llega a sus respectivas Casas Hermandad.

Finalmente, después de transitar por la Calle Almonte y la Calle Moguer, la Virgen del Rocío llegaba a su Ermita, donde, a las 12:30 horas de la tarde, los Almonteños la devolvían al presbiterio, donde se rezó la Salve.

El Rocío es parte del folclore del que podemos presumir en Andalucía. Son millones de devotos, los que en esta época se acercan a visitar a la Blanca Paloma. 124 hermandes filiales, y cerca de 40 no filiales, peregrinan cada año, para ver la cara de la Virgen. Esta romería, es un ejemplo fuerte de fe. Recordemos, que nos encontramos ante una de las imágenes con más devoción en nuestra región, aunque me atrevería a decir que la que más.

Este año, el 19 de agosto, la Virgen saldrá vestida de Pastora hacia su pueblo, Almonte, acto que se celebra cada 7 años, con el nombre de “venidas”. Este acontecimiento, será seguramente tan multitudinario como su procesión en Pentecostés, ya que su devoción nunca cesa.

Fotografía: Jose María Marín Amores.

Dejar un comentario