El Eterno Redentor salió a las calles.

Avatar

Las inclemencias meteorológicas no le impidieron al Señor de la Redención poder realizar su Fervoroso Via+Crucis por las calles de la feligresía. Todo riesgo de lluvia se dispersó a eso de las 19.30 horas, coincidiendo con la salida del cortejo. No obstante, se acortó el recorrido. Una vez llegado a San Ildefonso, se volvió por el camino habitual de cada Lunes Santo; Zamudio, Plaza de San Leandro, Cardenal Cervantes y Entrada.

Nuestro Padre Jesús de la Redención estrenaba nuevas andas, bastante sencillas y elegantes. Lució túnica burdeos bordada, y sus potencias de oro. Durante el rezo, se vivieron momentos únicos, como su paso por la estrechez de la Calle Alhóndiga, su saludo a la Iglesia de San Ildefonso…

La luz del día iluminó el bello rostro del Señor durante todo el recorrido, durando este 1.30 horas aproximadamente. Al concluir el ejercicio, dentro del templo, la estampa del Señor de la Redención postrado delante del paso de su bendita madre, María Santísima del Rocío, inició la cuenta atrás al próximo Lunes Santo, a eso de las tres de la tarde.

 

Dejar un comentario