Inmejorable Lunes Santo.

Avatar

Con un sol radiante, y habiendo disfrutado de un espléndido Domingo de Ramos ,dio comienzo así un nuevo Lunes Santo  sin retraso ni incidentes a destacar. El día fluiría con total normalidad, solemnidad y orden, evitando los problemas de años pasados, y con una afluencia menos notoria de publico en las calles, sobre todo en las horas mas próximas a la noche.

Abriría el día la Hermandad del Polígono de San Pablo, corporación donde cada año son mas los fieles que deciden acompañar a la cofradía vestidos de nazarenos. El primero de sus pasos con el señor Cautivo, acompañado como ya es tradicional de la Banda del Santísmo Cristo de las Tres Caídas abriría la Carrera Oficial el Lunes Santo. Excepcional sería el conjunto floral portado por la Virgen del Rosario, perfectamente adornada para la ocasión , con una conjunción magnifica rematada con flores de talco y plateadas.

Seguiría la hermandad de Santa Genoveva. Desde el Tiro de Línea con sones de la Pasión de Linares como estreno, caminaba el señor cautivo arropado por su barrio. La virgen de la Mercedes pondría el broche a un cortejo repleto de nazarenos y con una ordenación excelente. Comportamiento ejemplar para una hermandad que todos los años camina sin cesar para cumplir horarios y llevar el señor a Sevilla.

Desde la iglesia de Santiago tomaría turno la Hermandad de la Redención. Cabe destacar el estreno de los respiraderos del paso del señor, como así mismo la magnifica conjunción que han conseguido estos mismo.

Desde Triana y pisando fuerte, tomaría el Centro la Hermandad de San Gonzalo a eso de las 18,30 horas de la tarde. Con mayor fluidez respecto a años anteriores, el Señor Ante Caifás captaría todas las atenciones de Sevilla una vez el paso pisaba la Avenida de los Reyes Católicos. Un elegante y señorial transcurrir de la cofradía por Sevilla haría acelerar el ritmo del Lunes Santo, dejando un retraso no muy notable.

Sería el turno de Santa Marta. Rápida y elegante y siempre con un claro objetivo; Llegar cuanto antes a la Catedral y regresar por el Camino más corto. Al término de las 22,30 horas de la noche el señor llegaba a San Andrés, en el máximo silencio y respeto,

Desde la capilla del Dulce Nombre de Jesús saldría la Vera Cruz, poniendo por bandera su lema, y acaparando las atenciones de los cofrades mas clásicos, y veteranos de toda la Sevilla Cofrade.

Desde San Vicente, el Señor de las Penas y la Virgen de los Dolores, entrarían a la campana un poco retrasados a causa del retraso dejado por el resto de corporaciones. Tiempo que sería recuperado en la vuelta de dicha cofradía. Momento el cual un servidor recomienda a todo aquel que obvia un paso de las características del Señor de San Vicente o un palio que derrocha elegancia como es el de los Dolores. Al término de las 01,30 horas la virgen se adentraba en Virgen de los Buenos Libros para finalizar su estación de penitencia.

En lo profundo del arenal y desde la Capilla del Dos de Mayo, hacia su estación de penitencia la Hermandad de las Aguas, con el estreno de su acompañamiento musical por la Banda de Rosario de Cádiz, la cual captaría la atención de los mas curiosos, como también de los cofrades mas forofos que se deleitarían con tan maravillosos sones. Dejaría un pequeño retraso, que alargó un poco mas el cierre de la jornada.

Y por último pero no menos importante, pondría la Cruz de Guía en la Calle la Hermandad del Museo desde la Calle Alfonso XII. Una hermandad la cual discurriría con tranquilidad hasta que diese el comienzo del regreso hasta su capilla. En este caso y como era de esperar, una notoria afluencia en el Palio de la Virgen de las Aguas hizo que la virgen se recogería rodeada de fieles y multitud, teniendo en muchos casos que intervenir las fuerzas de seguridad por exceso de gente, tanto delante del paso, como en las calles mas próximas a las inmediaciones del museo.

Así y al filo de las 3,15 horas de la mañana la virgen de las Aguas del Museo, ponía fin a una jornada repleta de cofradías, sentimientos, y sobre todo tranquilidad, lo que convirtió al Lunes Santo en uno de los días mas espléndidos de esta Semana Santa de 2019.

Enrique Martínez.

 

Dejar un comentario