Una madrugá de 10

A pesar de que la tarde del Jueves Santo no fue muy bien meteorológicamente, todas las cofradías de la calle pudieron salir y hacer su estación de penitencia hacia la Catedral.

LA MACARENA

Fue la primera hermandad en salir a la calle. A las 00:00 se abrieron las puertas del templo en el que empezaron a transcurrir los primeros nazarenos de la hermandad. Llegó a la Campana con un buen ritmo. Los nazaremos sufrieron un parón mientras Los Gitanos estaban avanzando rumbo a Campana. La Virgen tuvo más público que otros años y se deleitaron cuando le cantaron su himno justo en su paso por el Arco para finalizar a las 13:00 horas.

EL SILENCIO

La hermandad abrió las puertas de San Antonio Abad a la 1:00 de la noche. La primera hermandad en poner su Cruz de Guía en Campana. Esto marcaba el inicio de una intensa pero emocionante madrugá. La Virgen de la Concepción avanzaba a un buen ritmo, y se dejaba lucir por las calles por las que transcurría.

EL CALVARIO

La hermandad repitió el mismo itinerario que el año pasado a pesar del descontento. La corporación puso su Cruz Guía en la calle a las 3:30 horas donde su cortejo fue avanzando a buen ritmo. El crucificado iba dejando silencio a su paso.

EL GRAN PODER

La tradicional pero expectante e impresionante salida de la hermandad se produjo a la 1:00, de la Plaza San Lorenzo. El Señor andaba con su elegancia y respeto por cada calle en las cuales solo se escuchaba su racheo.

LA ESPERANZA DE TRIANA

La espera que su público aguantó, pese a las lluvias del Jueves Santo, mereció la pena para ver su impresionante salida. Su recorrido no fue el mismo, ya que este fue recortado. Se pudieron ver muchas petaladas a la Esperanza, las primeras, en la calle Pureza. Los hermanos tuvieron que sufrir algún parón de media hora, pero se afrontó sin problemas. La entrada se realizó 15 minutos antes de su horario oficial.

LOS GITANOS

Este año el Señor lucía túnica bordada recién estrenada que le regalaron un grupo de devotos. El capataz de la Virgen de las Angustias dedicó una levantá a Rafa Serna en la puerta de su casa. La hermandad entró 15 minutos antes del horario habitual en su templo, donde sus fieles devotos, la esperaban con impaciencia y espectación.

 

Dejar un comentario