400 años de Conversión, en un soberbio besapiés

Avatar

Pocas imágenes en nuestra amada ciudad, cargan sobre sus policromías y sus expresiones con 400 años desde que sus imagineros las soñasen; pero en Monserrat saben que poseen una y con justificación lo han celebrado.

El Santísimo Cristo de la Conversión del Buen Ladrón, ha sido expuesto en un besapiés de una bellísima estampa. El crucificado encargado el 5 de mayo de 1619 a Juan de Mesa y entregado el 20 de febrero de 1620, nunca defrauda y no ha sido menos en este acto extraordinario.

Flores blancas y varios respiraderos del palio adornaron una estructura excelentemente montada por la priostía de la hermandad. Añadir, la posibilidad que tienen los devotos y aquellos que visiten la capilla, que podrán ver a la imagen entera en una visión de trescientos sesenta grados.

¡Días grandes en Monserrat!

ÚLTIMAS NOTICIAS