GRANADA || Los hermanos mayores ponen orden en la Federación de Cofradías

En la tarde-noche de ayer, la Parroquia de San Pedro y San Pablo volvía a acoger una reunión, esta vez extraordinaria de carácter urgente, entre la Federación de Cofradías y los hermanos mayores de las distintas corporaciones penitenciales de la ciudad.

Durante la misma se habló de la exposición “Christus Factus Est”, que la Federación de Cofradías encargó al cofrade y pregonero de la Semana Santa de Granada 2020, Manuel Amador Moya. La cual ha sido cancelada por parte del propio presidente, Jesús Muros, tras comprobar que había un nivel bastante alto de disconformidad entre los responsables de las diferentes hermandades. Trasladando la idea de que sea el Centro de Estudios Cofrades junto con una comisión de trabajo designada por la propia Federación para la elaboración de una propuesta que se adapte más a los gustos de los hermanos mayores. Señalando el presidente federativo que depurará responsabilidades por la prematura filtración de la información respecto a la exposición que se estaba planteando.

El segundo punto a tratar fue sobre la polémica generada entorno al cartel oficial, presentado el pasado fin de semana en el Monasterio de San Jerónimo, sobre el que los cofrades tanto de la ciudad de Granada, como de otras capitales andaluzas e incluso externas a nuestra comunidad autónoma se han hecho eco criticando duramente el cartel de la granadina Francisca Medina Sánchez. Una amplia mayoría de hermanos mayores mostraron su disconformidad con el cartel oficial, por lo que tras someterlo a votación y salvo por escasas Hermandades que apoyaron la ilustración, se acordó solicitar la retirada inmediata del cartel y su sustitución por otro; teniendo la última palabra el Arzobispado de Granada que deberá aprobar la retirada del mismo.