SEVILLA || Monseñor Chica Arellano toma ventaja para suceder a Asenjo al frente de la Archidiócesis

Monseñor Fernando Chica Arellano, de 57 años, lleva 33 años como sacerdote y desde octubre suena en las quinielas para ser el elegido para el más que necesario relevo de Juan José Asenjo. Ya en octubre de 2020 los compañeros El Llamador lo tenía en cuenta entre otros tantos nombres que han ido cayendo con el paso del tiempo. Y el hecho de que su nombre se mantenga es importante, sobre todo cuando tras la petición de Asenjo de acelerar su sustitución todo apunta a que no tardará mucho más de quince días la proclamación de un nuevo Arzobispo de Sevilla.

Observador de la Santa Sede en la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura) desde que el Papa Francisco los designase en 2015, Monseñor Chica Arellano se ha mostrado a favor de “desburocratizar” todo lo que impide la realización de planes de ayuda humanitaria. Muy comprometido con la sociedad y sobre todo con los hambrientos, estando involucrado en un plan de la ONU para acabar con la desnutrición en el mundo de aquí a 2030. Pero su experiencia en pontificado no queda ahí. Ya en 2010 acompañó a Benedicto XVI en las recepciones institucionales de sus visitas pastorales a España, al ser Jefe de la Sección Española y encargado de asuntos de lengua española de la Secretaría de Estado de la Santa Sede.

La última palabra la tiene la Santa Sede quien tiene previsto hacer público el nombre del nuevo jefe de la Iglesia sevillana a lo largo del próximo mes de enero. Será entonces cuando sepamos si volveremos a recibir un nuevo prelado llegado directamente desde Roma, o por el contrario, si un nombre ha conseguido pasar desapercibido a todas las quinielas.

ÚLTIMAS NOTICIAS