SEVILLA || Presentado el informe del IAPH sobre el Cristo del Amor

En la noche de hoy, martes 30, los hermanos de la Corporación habían sido convocados por la Junta de Gobierno de la Hermandad del Amor con el objetivo de presentar el informe llevado a cabo por el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH) en relación al estado en el que se encuentra la talla cristífera que realizara, en 1620, el gran Juan de Mesa.

En esta reunión -que se ha llevado a cabo tras la misa de hermandad a las 20:00h-, a la que solo han podido acudir los hermanos, han estado presentes numerosos técnicos del propio Instituto con el propósito de que fueran ellos los que explicasen a los miembros de la Archicofradía los resultados de dicho informe con todo lujo de detalles. Esta exposición de los profesionales del IAPH ha sido agradecida por la Hermandad debido al “cariño, respeto y profesionalidad con que se han desenvuelto”, haciendo referencia tanto a los técnicos como a la institución andaluza. No debemos olvidar que, en noviembre de 2019, la talla del Cristo del Amor fue retirada del culto para ser trasladada a las instalaciones del Instituto para realizarle las pruebas y estudios pertinentes para obtener un conocimiento científico de la imagen, con el fin de redactar de la forma más óptima el informe.

Según el proyecto de conservación y propuestas de tratamiento, se han extraído una serie de conclusiones:

La primera es que la imagen “no presenta problemas de gravedad estructurales”, debido al incansable cuidado y supervisión que se ha ido realizando sobre la talla durante años atrás, asunto que siempre ha tenido que ser tratado con delicadeza debido a la acumulada edad del Stmo. Cristo.

En relación a lo primero, la segunda hipótesis reza que, pese a las intervenciones y otras acciones efectuadas sobre el Crucificado, la imagen conserva la original policromía que le dio el pintor de la talla de Juan de Mesa (según apunta el informe, se trata de un acabado en mate que recubre la talla con carnaciones ejecutadas al óleo en color ocre, que en los cabellos se tiñe de pálido, se vuelve verdoso en la corona y se torna blanco en el sudario), de paradero desconocido.

No obstante, tratando la policromía, se encuentra oculta por repintes o barnices coloreados que impiden percibir al completo el color original del Señor. Dicho oscurecimiento, aclara el Instituto que ha ejecutado el estudio, no viene dado como dicen las lenguas populares por la “suciedad acumulada” o por diferentes intervenciones, sino más bien por la aplicación de un barniz coloreado que era usado para restaurar imágenes sevillanas en el siglo XX, la cual ha conllevado al “desgaste” de la obra y que debe ser eliminada para que veamos la verdadera concepción del Stmo. Cristo del Amor, pero que debe realizarse a paso lento mediante unos ensayos y pruebas previas a la limpieza, ya que “el remedio puede ser peor que la enfermedad”.

No obstante, el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico ya trabaja en dicho comicio, y ha presentado un informe que avala la posibilidad de mantener la imagen tal y como se encuentra, pero trabajando sobre estas capas de barnices degradatorias que están dañando la imponente talla, llevando a cabo un control y estabilización para evitar futuros problemas.

Con todo esto, la última palabra la tiene la Hermandad, que ya tiene en sus manos esos datos que necesitaban para estudiar y decidir qué es lo mejor para la imagen del Stmo. Cristo del Amor.

[/vc_column][/vc_row]

ÚLTIMAS NOTICIAS